Remedios naturales callos en los pies

Piedra pómez: Este remedio es infalible y natural, basta con que remojes primero tus pies en agua tibia por veinte minutos

Piedra pómez: Este remedio es infalible y natural, basta con que remojes primero tus pies en agua tibia por veinte minutos, y luego rasparás los callos de los pies con esta roca de lado a lado, enjuagarás la piedra toda vez que sea necesario para suprimir restos, y evita raspar la piel sana a fin de que no te hieras. Antídoto casero los callos callosidades

Remedios caseros para las durezas de pies

Remojar los pies en agua tibia durante un rato, y luego retirar la piel suelta a través de una piedra pómez una lima para los pies. Para hacer este antídoto casero, pone tres-cuatro cucharaditas de sal de epsom en un recipiente grande con agua tibia, remoja los pies durante treinta minutos y después seca; frota los callos con una piedra pómez hasta que se sientan suaves, lava de nuevo los pies, seca muy bien y aplica crema hidratante.

Si llenas un recipiente con agua y jabón e incorporas el vinagre de manzana, solo tendrás que dejar durante unos quince minutos los pies en el agua a fin de que las callosidades se ablanden y puedan ser quitadas con una piedra pómez de forma suave.

Cómo aliviar las durezas de pies

Hay que tomar en consideración que antes de aplicar cualquier remedio casero orientado a eliminar las callosidades presentes tanto en manos como en pies, resulta completamente recomendable emplear una lima para callos una piedra pómez para rascarlos suavemente y predisponerlos para el tratamiento siguiente. Suavizar la zona de la piel con callos por remojar los pies en agua templada en unos diez minutos. Tras remojarse los pies en agua, puede pasarse por los callos piedra pómez, una lima para callos, un cepillo de uñas, una toalla rasposa un puñado de sal húmeda y después, tras enjuagarse y secarse, puede humectarse los pies con crema para las manos, vaselina, manteca vegetal blanca una mezcla de 2 cucharaditas de aceite vegetal y una de vinagre de sidra. Más remedios caseros en: www.longevidadconsalud.com/durezas-de-los-pies

Esta herramienta es ideal hasta para quitar las callosidades de las zonas más frágiles del pie, si quieres saber de qué forma debes utilizarla no te pierdas el artículo ¿De qué forma utilizar la piedra pómez?

Luego, puedes procurar suprimir los callos y callosidades de los pies con ortigas. Esto asimismo va para los callos sobre los dedos en cualquier otro sitio de los pies, se trituran entre 5 a 6 aspirinas, se mezclan con una cucharada de agua y otra de jugo de limón, se crea una cremita y se aplica sobre los callos, a fin de que no se limpien antes del tiempo previsto, los envolvemos con un pedazo de lona y esparadrapo, luego envolvemos los pies con una toalla bien caliente, todo esto por 15 minutos, el calor ayudará a que esta cremita penetre y suavice los callos, después de esto, debemos frotar con una piedra pómez.

Ya antes de intentar cualquier otro antídoto para quitar los callos de los pies, lo idóneo es frotarlos con una piedra pómez, encaja también en las zonas más frágiles del pie. Si la cebolla es buen antídoto para quitar los callos de los pies por sí sola, al mezclarla con vinagre blanco sus efectos se fortalecen todavía más merced a las propiedades antisépticas, desinfectantes y renovadoras de la piel que tiene el vinagre.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia