Curiosidades que nos podemos encontrar en Google Maps

Desde que surgiera en el ya lejano 2005, Google Maps ha pasado de ser una simple herramienta de geolocalización a todo un ecosistema donde la información y el entretenimiento se dan de la mano.

Así, hoy día podemos seguir consultando dónde está la calle donde se ha mudado nuestro amigo, pero también hacerlo servir para publicitar nuestro negocio mediante el posicionamiento local en Maps, conocer cómo era un lugar hace unos años o incluso jugar al comecocos entre las calles de nuestro barrio. ¿Qué más curiosidades nos esconde Google Maps?

Imagen: pinterest.com (gam3.es)

 

Un “pegman” mutante

La primera curiosidad que se nos presenta es que, el popular muñeco que nos permite hacer uso de la herramienta Street View tiene su propio nombre, que no es otro que el de pegman (hombre gancho).

Pegman tiene mucha más personalidad que la que aporta un nombre. Así, en días específicos como el de San Patricio o el día de la Madre, podemos ver como “muta” a un simpático muñeco verde o a una adorable progenitora. Incluso si lo llevamos de paseo a la zona conocida como “Área 51” (Groom Lake), cambiará su apariencia por la de un OVNI.

 

No todo es visible al “Gran Hermano”

La propia Área 51 y otras instalaciones militares no son del todo visibles a los que viajamos mediante Google Maps. La razón es que debido a que son lugares estratégicos, no deben descubrirse a ojos de cualquiera lo que en ellos suceden. En España se nos oculta la base de Cartagena o parte de la de Rota por ejemplo, aunque quedan bien visibles las instalaciones de Montjuïc, Morón de la Frontera o Torrejón de Ardoz para los “voyeurs”.

Pero no solo lo militar se oculta: el Palacio Real de Amsterdam, el Capitolio o la Casa Blanca son otros de los lugares que aparecen borrosos: por motivos de seguridad, por intimidad o por razones que se nos escapan a los usuarios.

 

¿Qué pasaría si…

… cayera una bomba nuclear en el lugar que indiquemos en Google Maps?  Mediante una aplicación llamada Nukemap podemos comprobar el radio exacto de afectación si se lanzara un misil o bomba nuclear en cualquier localización.

Podemos indicar desde cómo se produciría el lanzamiento (detonación en tierra o lanzamiento aéreo) hasta probar bombas “históricas” como las lanzadas en Hiroshima, en el atolón Bikini o las usadas en las últimas pruebas militares de Corea del Norte.

 

A contar ovejas con Street View

El blog “Google Street Sheep” es el punto de encuentro de una comunidad que cuenta con miles de usuarios que se dedican a subir imágenes de Google en las que se pueden apreciar apacibles ovejas pastando.

 

Viajar a lugares “falsos”

Resulta irónico que una herramienta creada para indicarnos y llevarnos a cualquier lugar, pueda darnos una dirección falsa.

Google no lo hace por “fastidiar” nuestras excursiones, sino como medida de seguridad que demuestre posibles casos de plagios para aquellas aplicaciones que usen sin permiso su tecnología.

El caso más afamado es el del pueblo fantasma de Argleton, que llegó a tener su propia actividad propia en internet (ofertas de trabajo y otras actividades) cuando siguiendo sus coordenadas te llevan a una típica campiña inglesa sin ningún tipo de construcción.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia