Cada cuánto debo replantearme una inversión

  • 09/05/2018
  • 0

Cada cuánto tiempo se debe replantear la inversión

Hay tres factores que cualquier inversión ha de tener en cuenta a la hora de depositar su dinero en un producto o mercado: el plazo, la rentabilidad esperada y el riesgo que está dispuesto a asumir.

Marcar con anterioridad un plazo nos permitirá evitar costes de oportunidad. ¿A qué nos referimos? Tomemos como ejemplo los grandes fondos de inversión, o las empresas de capital riesgo.

Imagen: pixabay

Cuando vamos a realizar una operación de calibre, en la que pueden llegar a moverse varios millones de euros, siempre se marca una fecha en la que abandonar la inversión. Con esto lo que se consigue es no perder oportunidades en otros productos o empresas que puedan estar creciendo más rápido que la suya.

Es tan importante saber cuándo invertir como cuándo salir de una operación

Un inversor de a pie también ha de marcar una fecha de salida. Imaginemos que hemos invertido en una acción del mercado secundario que apenas tiene volatilidad, que no reparte dividendos anuales, mientras que vemos que el mercado u otros sectores sí están creciendo: ¿qué hacemos? Obviamente tomar decisiones y actuar: replantearse la inversión. Y, si para ello marcamos unas fechas concretas en las que revisar, mejor que mejor.

En segundo lugar si las rentabilidades que preveíamos no son las que se están dando en realidad, también habrá que hacer un pensamiento. Hay varias herramientas que nos pueden ayudar en este proceso de toma de decisiones, o de hecho tomarlas por nosotros: las stop loss, órdenes enviadas al mercado –sobre todo secundario- nos permiten salir de un valor en caso de caída de su cotización por debajo de un precio concreto. Es algo que se puede configurar muy fácilmente desde el bróker online, como el caso de 1000Extra.

Saber utilizar estas órdenes nos ayudará a ser más efectivos a la hora de invertir. Si depositamos la confianza en un valor y por una razón u otra éste no evoluciona como esperábamos, lo mejor es salir antes de que sea demasiado tarde.

De igual manera, si a la hora de leer prensa especializada somos capaces de descubrir algún tipo de tendencia o indicios que nos hagan pensar que alguna de nuestras inversiones se van a ver afectadas, es momento de ponerse manos a la obra: quizás repartir nuestros saldos con otros productos, quizás cancelar la operación, quizás invertir más porque prevemos un fuerte crecimiento de la rentabilidad a corto plazo. Por tanto: hay que estar al tanto de la actualidad, de nada sirve invertir en productos atractivos como el mercado de divisas o las criptomonedas y olvidarse de revisar periódicamente las noticias que pueden afectar a la postre a nuestros ahorros.

Por último, un inversor ha de decidir qué riesgo está dispuesto a asumir. Para ello habrá de tener en cuenta un amplio abanico de atributos, como su edad, su capital, su necesidad de efectivo a corto, medio o largo plazo, y la volatilidad de los productos en que inviertan.

En función de todas estas variables, cada inversor tendrá un perfil de riesgo respecto al cual ha de actuar en consecuencia en sus inversiones. Esta decisión va a ser la que básicamente haga que estemos cómodos en unos productos o no, y podamos invertir desde la lógica y la coherencia, y no fruto del nerviosismo y la preocupación.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia